Blog

¿Representa el aceite de palma un riesgo de cáncer? ¡Permitamos que prevalezca la verdad científica?

Además de la vinculación entre la Nutella y el aceite de palma como agente cancerígeno publicitada intensamente en los medios de comunicación, se ha hecho referencia a un estudio publicado en Nature (doi:10.1038/nature20791; G. Pascual et al. 2016) citado por algunas fuentes, aunque no todas, como respaldo a sus afirmaciones contra el aceite de palma.

¿Representa el aceite de palma un riesgo de cáncer? ¡Permitamos que prevalezca la verdad científica?
12 de Julio 2017

Nuestros comentarios sobre la publicación en Nature son los siguientes:

  • La publicación de G. Pascual es realmente un trabajo científico importante que permite comprender mejor los mecanismos de base de algunas metástasis, el proceso por el cual las células cancerosas se diseminan desde el sitio donde se formaron inicialmente hacia otras partes del cuerpo humano. Las células cancerosas se desprenden del tumor original (primario) y viajan por la sangre o el sistema linfático para formar otro tumor en otros órganos o tejidos del cuerpo.
  • Se dijo que la metástasis de algunas células cancerosas humanas depende en particular de los lípidos de la dieta, los cuales la promueven.
  • Se demostró que una dieta muy alta en grasa (60% de las calorías en forma de grasa) promovía la metástasis y se reportó que al hacer pruebas con el ácido palmítico, un ácido graso presente

Esto se difundió en un comunicado de prensa y de relaciones públicas iniciado por Worldwide Cancer Research que después ScienceDaily (www.sciencedaily.com) recogió y promovió. Las dos partes se tomaron una libertad indebida al extrapolar los hallazgos y generar una alerta en el sentido de que el ácido palmítico es un componentes principal de las grasas animales y vegetales y está presente en niveles elevados en el aceite de palma, el cual se utiliza en muchos productos consumidos en los hogares. Dicho sea de paso, el ácido palmítico es el ácido graso más importante que el cuerpo humano fabrica a fin de sostener la vida.

Esa referencia al ácido palmítico desató la preocupación entre los consumidores y algunos llegaron a la conclusión de que el aceite de palma podría promover el cáncer.

¿Sustenta esta conclusión el estudio de Pascual y cols.? Nosotros examinamos los detalles subyacentes de la siguiente manera:

  • El estudio reportó un efecto promotor de la metástasis en ratones alimentados con una dieta alta en grasa con un 60% de calorías en forma de grasa. Después examinamos la fuente de esa dieta alta en grasa utilizada en la prueba, la cual demostró ser una combinación de manteca y aceite de soya. La manteca (sebo) es rica en ácidos palmítico y esteárico saturados, ácido oleico monoinsaturado (el cual está presente también en el aceite de colza europeo, el aceite de canola canadiense, en variedades de aceite de soya y de girasol ricas en ácido oleico, y también en el aceite de oliva). El aceite de soya, en este caso, aportó los ácidos grasos poliinsaturados.
  • La dieta alta en grasa utilizada en las pruebas de los investigadores era un 37% saturada (contenía ácido palmítico y esteárico derivados de la manteca). También contenía un 47% de ácido oleico monoinsaturado y un 16% de ácidos grasos poliinsaturados.
  • Cualquiera de esos ácidos grasos solos o en combinación pudo haber contribuido al aumento de la metástasis de las células cancerosas en el modelo murino utilizado.
  • Es interesante señalar que el ACEITE DE PALMA no fue la fuente de la grasa ni de los ácidos grasos en la dieta de prueba.

Los investigadores complementaron su evaluación haciendo pruebas con el ácido palmítico saturado. Utilizaron una forma pura de ácido palmítico libre (fuente sin identificar, por lo cual concluimos que probablemente no era de aceite de palma). Reportaron que él ácido palmítico era captado por las células y ayudaba a promover la metástasis de las células cancerosas.

Aunque los investigadores no implicaron de ninguna manera al aceite de palma, Worldwide Cancer Research y ScienceDaily se apresuraron a asociar infundadamente al aceite de palma con el cáncer por su alto contenido de ácido palmítico.

¿Por qué no llegaron a esta conclusión los propios investigadores? Creemos que prevaleció su evaluación científica imparcial. Postularon que estaban conscientes de las limitaciones de la interpretación de su estudio. Estas podían ser las siguientes:

  • Los datos sobre el ácido palmítico eran cruciales para permitirles concluir correctamente que los ácidos grasos individuales estaban involucrados en la metástasis de las células cancerosas.
  • Sin embargo, esto también planteó la posibilidad de que otros ácidos grasos comunes, entre ellos el ácido oleico, el ácido linoleico y el ácido linolénico pudieran ejercer efectos semejantes.
  • Estos ácidos grasos que son componentes comunes de nuestra alimentación cotidiana no se sometieron a prueba y su efecto no se dilucidó en el estudio. Esto representa un vacío muy grande en los datos, el cual seguramente la comunidad científica corregirá en el futuro.
  • Estas conclusiones y los hallazgos en los cuales se basan no permiten sustentar el papel del aceite de palma en el cáncer. 

Sólo se puede concluir que World Cancer Research y ScienceDaily publicaron conclusiones infundadas cuando asociaron el ácido palmítico con el aceite de palma y contribuyeron así a crear temor entre los consumidores respecto del aceite de palma y el cáncer.

Referencia

Targeting metastasis-initiating cells through the fatty acid receptor CD36 Gloria Pascual et al., Nature 2016, 541,41–45; doi:10.1038/nature20791

Siéntanse en libertad de utilizar esta información como lo consideren apropiado a fin de proteger el buen nombre del aceite de palma.

Gracias
Atentamente,
Dr. Kalyana Sundram
Director Ejecutivo Consejo Malayo para el Aceite de Palma (MPOC)
Correo electrónico: kalyana@mpoc.org.my

correo
SUSCRIBETE A

Nuestro boletín